Mis libros favoritos de 2014


‘El balcón en invierno’, de Luis Landero (Tusquets)
. No sé si es una novela, una crónica o un relato autobiográfico, pero es lo mejor que he leído de un escritor español este 2014.

‘La última palabra’, de Hanif Kureishi (Anagrama).

‘Felices los felices’, de Yasmina Reza (Anagrama).

‘La hierba de las noches’, de Patrick Modiano (Anagrama). Modiano, París, la nostalgia. Por libros como este le han dado el Nobel de Literatura.

‘Zona de obras’, de Leila Guerriero (Editorial Círculo de Tiza). Por fin se han dado cuenta en España de que hay que enarbolar la bandera del Guerrierismo. Aquí una selección de algunas de sus mejores crónicas.

‘Canciones de amor a quemarropa’, de Nickolas Butler (Libros del Asteroide).

‘La fiesta de la insignificancia’, de Milan Kundera (Tusquets). Confieso que siento debilidad por el checo desde hace muchos años, y le ha salido un epílogo burlón y descreído para su obra.

‘Nobles y rebeldes’, de Jessica Mitford (Libros del Asteroide).

‘Niveles de vida’, de Julian Barnes (Anagrama). El viudo Barnes rindiéndole homenaje a su mujer, Pat Kavanagh: «the heart of my life; the life of my heart». Vais a llorar.

‘No tan incendiario’, de Marta Sanz (Editorial Periférica). No es un ensayo, ni un manifiesto, ni un panfleto: es un bofetón en la cara a la situación de la cultura en España.

‘Éramos unos niños’, de Patti Smith. No se ha publicado en 2014, pero yo lo he descubierto este año. Y me he enamorado de él, como Patti de Robert Mapplethorpe.

*
Y una canción.

Advertisements