El día que me vaya no se lo diré a nadie

by Lara Hermoso

La crisis española vista por un argentino: ‘El vapor de las ilusiones’.

Un experto en ángeles y santos persigue a ladrones de libros.

Luc Sante sobre Charles Marville y París en el siglo XIX.

El día que intoxicaron a Messi.

El periodista Edward Kennedy tuvo la primicia del final de la II Guerra Mundial; como premio fue despedido. AP le pidió perdón 67 años después.

En Jot Down escribe Pablo R. Suanzes sobre ‘The West Wing’ y el “idealismo sin remilgos” de Sorkin.

Mark Twain, Susan Sontag o Anaïs Nin sobre Nueva York.

La Universidad de Princeton ha digitalizado el manuscrito de ‘This side of paradise’ de Francis Scott Fitzgerald. Y el de ‘El Gran Gatsby’.

La vida de Ernest Hemingway en fotos.

Un cuento de Ian McEwan.

Sobre la hemorragia de puntos suspensivos en la que vivimos.

Escribe Kiko Amat en ‘El día que me vaya no se lo diré a nadie’: “Que pasen los días sin saber adónde voy, y sin saber su opinión sobre mi viaje. Que me miren en el tren y no sepan quién soy. Que no tenga que sonreír si no quiero. Hablar si no quiero. Comer sin hambre. Reír sin ganas”.

*
Y una canción.

Advertisements