Patti Smith

by Lara Hermoso

‘Éramos unos niños’.

Fue el verano en que murió Coltrane. El verano de “Crystal Ship”. Los hippies alzaron sus brazos vacíos y China hizo detonar la bomba de hidrógeno. Jimi Hendrix prendió fuego a su guitarra en Monterey. AM Radio retransmitió “Ode to Billie Joe”. Hubo disturbios en Newark, Milwaukee y Detroit. Fue el verano de la película ‘Elvira Madigan’, el verano del amor. Y en aquel clima cambiante e inhóspito, un encuentro casual cambió el curso de mi vida.
Fue el verano en que conocí a Robert Mapplethorpe.

***

‘El mar de coral’.

Se puso las bolsas húmedas en los párpados cerrados y, al apretar, se sumergió en una serie de fotogramas, una pálida orquídea estrujada por una mano aún más pálida, una muchacha sin alhajas que ofrece su cuello desnudo. Deseo, un líquido, que le corre por la garganta, el pecho, que se desliza por sus rodillas abiertas. Él se quedó en la evanescente sombra. El llanto de la muchacha le despertó repugnancia mezclada con amor. Un amor que solo Cupido podría abrazar en la travesura del sueño. Y que solo M podría abrasar en la crueldad del despertar.

***

‘Tejiendo sueños’

Recorriendo el terreno cubierto de plumas dejando caer frases como:

“He estado en lugares peores
He estado en mejores
He visto mucho mundo…”
Y lo único que quieres es una mano tendida
Que te saque del lodazal, de la belleza.
Que te levante…

***

Patti Smith & Robert Mapplethorpe en fotos. Y en vídeo.

*

Y una canción.

Advertisements